top of page

"El Desafío de Elon Musk: Impulsar xAI en la Carrera de la Inteligencia Artificial"

La empresa de inteligencia artificial xAI, liderada por el empresario estadounidense Elon Musk, busca ganar impulso para no quedarse rezagada frente a OpenAI, la plataforma respaldada por Microsoft. Según informa hoy el diario británico Financial Times, Musk está en conversaciones para obtener hasta $6.000 millones de inversionistas a nivel mundial.


El propósito del propietario de Tesla es reunir los US$6.000 millones necesarios para lograr una valoración de su empresa de inteligencia artificial de hasta US$20.000 millones. No obstante, las mismas fuentes advirtieron que las negociaciones están en curso y que Musk está evaluando el interés de los inversores en sumas tan considerables.


Si Musk decide buscar inversores en Hong Kong, podría generar cierta tensión política. Estados Unidos ha intentado implementar restricciones a las exportaciones para frenar el avance de tecnologías avanzadas en China. En el pasado año, la administración Biden incluso prohibió algunas inversiones estadounidenses en inteligencia artificial (IA) china, incluyendo aquellas en Hong Kong, que está cada vez más bajo el control de Pekín.


Actualmente, xAI, con sede en Nevada, presentó documentos a la Comisión de Bolsa y Valores de Estados Unidos el pasado diciembre, expresando su interés en obtener financiamiento por un total de mil millones de dólares.


Aunque recientemente Bloomberg informó que la empresa de Musk había recaudado $500 millones, el magnate desmintió esta noticia el pasado fin de semana. Según la misma fuente, xAI estaría en negociaciones para obtener más fondos, buscando alcanzar una valoración entre $15,000 millones y $20,000 millones.


En julio del año pasado, Elon Musk reveló su interés en la inteligencia artificial a través de su startup xAI, expresando la intención de incorporar esta tecnología a todos sus productos, comenzando con la red social X, anteriormente conocida como Twitter.


En diciembre, Musk presentó Grok, un chatbot basado en inteligencia artificial para esta plataforma, destacando la fluidez en la comunicación de la máquina e incluso su capacidad para hacer bromas. El empresario argumenta que sus competidores, OpenAI y Google, no otorgan suficiente atención a la seguridad, por lo que considera crucial contar con una alternativa. A pesar de haber sido uno de los inversores fundadores de OpenAI, Musk abandonó la empresa mucho antes de su auge, debido a desacuerdos con Sam Altman, el líder de la compañía creadora de ChatGPT, antes de la entrada de Microsoft.


Ahora, el líder de Tesla busca establecerse de manera sólida en este mercado, donde empresas como OpenAI han logrado destacar, mientras que otros gigantes como Google o Meta también buscan hacerse un espacio. La empresa de Altman está en proceso de vender acciones, lo que valoraría a OpenAI en alrededor de $86,000 millones. La startup, que alcanzó el estatus de unicornio en 2019, fue valorada en aproximadamente $29,000 millones en enero tras cerrar un acuerdo de inversión con Microsoft, que posee el 49% de las acciones.



7 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page