top of page
  • Foto del escritorHonor

Reciclaje, edificios y movilidad impulsan la economía circular en la Ciudad de México

La capital mexicana destaca por la inversión en transporte e inmuebles circulares, con 43 edificios identificados hasta el momento


La Ciudad de México se destaca por su inversión en transporte y en edificios que siguen el modelo circular, habiendo identificado hasta el momento un total de 43 edificios circulares.


Dentro de un grupo de 30 ciudades en todo el mundo, la Ciudad de México ocupa el puesto número 25 en el Barómetro de Ciudades Circulares. Este barómetro mide la velocidad con la que las ciudades hacen la transición de una economía lineal (extraer, producir y desechar) a una economía circular, basada en la reducción, reutilización y reciclaje.


Se estima que las áreas urbanas son responsables de más del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero a nivel mundial, lo que hace que la dinámica económica sea fundamental para abordar el cambio climático.


A pesar de los avances de la Ciudad de México en términos de economía circular, todavía enfrenta múltiples desafíos ambientales. Por ejemplo, la ciudad está experimentando hundimientos debido a la extracción excesiva de agua subterránea. Aunque es poco probable que este hundimiento se detenga y la escasez de agua potable sigue siendo un problema, la calidad del aire ha mejorado constantemente, aunque la congestión del tráfico sigue siendo un desafío significativo en la capital mexicana.


En lo que respecta a edificios circulares, la Ciudad de México ha sido reconocida como líder en inversión en economía circular, especialmente en el sector inmobiliario. Se han identificado un total de 43 edificios circulares, lo que la coloca en la primera posición junto con Londres (Inglaterra) y Beijing (China).


Un ejemplo de estos edificios es Castelar 75, un edificio de oficinas con certificación LEED Oro, cuya fachada reduce el reflejo solar y proporciona sombra a las terrazas de cada piso. También se destaca el Antiguo Palacio del Ayuntamiento, que alberga la oficina del jefe de Gobierno y la biblioteca más antigua del país, y que obtuvo la certificación LEED Oro para Edificios Existentes, convirtiéndose en el edificio más antiguo del mundo en lograrlo después de su renovación en 2015.


En cuanto a la movilidad, la Ciudad de México ha avanzado, especialmente con la incorporación de una flota de 50 autobuses eléctricos articulados como parte de su objetivo de electrificar el transporte para el año 2035. Los teleféricos también forman parte importante del sistema de transporte público, y el Cablebús capitalino transporta hasta 50,000 pasajeros al día desde áreas montañosas hasta zonas céntricas, beneficiando a residentes con menos recursos económicos.


La promoción del uso de la bicicleta también ha sido destacada, con la construcción de más de 225 kilómetros de nuevas infraestructuras para fomentar viajes multimodales que incluyen este medio de transporte. Además, la ciudad cuenta con el sistema de bicicletas compartidas EcoBici, el más grande de América Latina, y durante la pandemia se creó un carril de bicicletas de 28 kilómetros en la Avenida de los Insurgentes, lo que aumentó significativamente el número de ciclistas.


La Ciudad de México también se destacó en la categoría de "Liderazgo Circular" gracias a su Ley de Economía Circular, que busca promover hábitos de producción y consumo responsables. La ciudad ha comprometido 200 millones de fondos públicos hasta 2024 para mejorar la infraestructura de reciclaje y colaborar con asociaciones público-privadas con ese propósito. Bajo su estrategia de "Residuo Cero", la ciudad planea triplicar la cantidad de residuos reciclados, incluyendo los de construcción y demolición, con el objetivo de reducir los desechos enviados a vertederos en un 70 por ciento.


12 visualizaciones0 comentarios

Comentarios


bottom of page